Primero fue el Biomagnetismo.

Biomagnetismo medicinal, medico, holistico, integral, con o sin apellidos…me llego o llegue a el y por muchos años no supe el nombre de la técnica, eran imanes, unas cosas en el cuerpo, algo entraño, curioso y que me sano como milagrosamente.

En estos momentos este blog es una revisión de memorias y conexión al presente, entonces recuerdo grandes dolores de cuello en la educación media, tortícolis severas, en el tiempo de universidad y aunque yo hacia muchas actividades físicas como talleres, gimnasia, danza, me atacaban dolores de columna, torcida, caminar dispar, zapatos gastados de manera totalmente irregular, dolor de caderas, en medico de la universidad evaluó una pierna mas corta que la otra, cadera derecha recogida, receta de plantillas ortopédicas para el resto de mi vida, yo que adoro usar charlas y sandalias en verano no lo podía aceptar, fui a una tienda de ortopedia en paseo Huérfanos con San Antonio, cotice y no, no quise usar eso en mis zapatos.

Paso el tiempo, los dolores de caderas fueron creciendo, mas frecuentes, me costaba caminar a veces aunque hacia mi vida muy normal, en ese momento no atendía ni conectaba como hoy.

Por esas cosas de la vida, estaba en Plaza Perú en Concepción, por trabajo, con familia y conocidos. Uno de ellos conversando con amigos de él que vivían allá, hablaban de algo sorprendente, increíble, por el tono de sus voces y gestos y demostraciones sobre una banca de la plaza, yo y mi curiosidad lo noto. No supe más hasta retornar a Santiago, mis dolencias eran insoportables y sin mayor solución. Eso que hacían una novedosa técnica medicinal y, sin sabes bien a que y porque, me cole en esa visita. Atendía una pareja, sobre una camilla improvisada, en tiempo de verano me pusieron unos zapatos de cartón por que me decían que necesitaban ver el taco de mis zapatos. Me preguntan cosas generales, se había sumado ademas esos días un dolor insistente en mi muñeca izquierda. Me hacen el rastreo general (sin yo en ese entonces comprender nada). Sin mayores detalles, me dicen que esta listo. Di un aporte mínimo por su labor, no vi mayor valor en ese momento al movimiento de pies e imanes que me pusieron por breves minutos.

Lo siguiente que recuerdo es casi dos meses después, cuando noté que nunca mas tuve esos dolores de caderas, ni menos la muñeca. Increíble. Comencé a recomendar a mis cercanos, mi mamá que en ese entonces estaba muy muy enferma, desorden de tiroides, mucha medicación, crisis de pánico, el colapso absoluto de su salud, tanto así que escucho mis extrañas recomendaciones y fue, ella misma y sólita a donde estos terapeutas, en menos de 3 sesiones, habían logrado estabilizarla, sacarla de la gran crisis, darle un respiro y retomar, de paso fue necesario atender a mi hermano menor que en ese entonces tenía unos 13 o 14 años y crecía aceleradamente, resulto que fuera de toda genética, tenía su glándula hipófisis alterada. Nos ayudo enormemente.

Luego otra persona cercana, paso el dato a un conocido de el y así…Norita y Pablo, los terapeutas, ya eran conocidos por todos y no paramos de sorprendernos de sus beneficios.

Link al Directorio Mundial de Terapeutas de Biomagnetismo Medico acreditados por el Dr. Isaac Goiz Duran.

0
    0
    Tu Pedido
    Shopping Cart